lunes, marzo 11, 2013

3 tartas de cumpleaños infantiles


Ositos de chocolate y dulce de leche


Relleno de mousse de chocolate blanco y negro. Decoración inspirada en Amuses Bouche


Relleno de mousse de chocolate y frambuesas, rotollo de nutella. Receta inspirada en Amuses Bouche


jueves, septiembre 30, 2010

Con las manos en la masa: Pan de yogur – Receta para máquina de pan (MdP)

Este es un pan que le gusta a todo el mundo. Es esponjoso, ligeramente ácido (recuerda los panes tradicionales con masa madre, aunque no la lleva) y tiene la textura esa de bollito, pero sin llevar azúcar. Nosotros solemos preparar con él tostas con...todo...anchoas y aceite, paté de aceitunas y jamón, por supuesto. Esta noche las prepararemos de cabrales mezclado con sidra para untar... Se le pueden añadir orejones picados, pasas o cranberries para convertirlo en un pan completo para desayunos o meriendas.

Esta receta la he preparado siempre en la panificadora. Yo tengo esta (en principio la elegí por no levar teflón en la cubeta y la pala amasadora, pero, además de esto, funciona fenomenal). Utilizo el programa de pan común (en este caso el 1) con costra de tostado medio. De todos modos, cada panificadora es un mundo...de marca en marca hay mucha diferencia en proporciones y tiempos. En principio, habría que ir probando... con la cantidad de levadura, el programa; incluso puede afectar el tiempo, las condiciones climatológicas...por ejemplo yo he notado demasiada la levadura que ponía estos días atrás que hacía calor.

Cada uno tendrá que adaptar la receta a su panificadora. Si no tenéis panificadora pero, sí, nociones básicas de hacer pan, pues la idea es sustituir el agua por yogur; todo lo demás se hace igual: amasado, leudado, amasado y segundo leudado del pan en el molde y, por último, horneado.

Para un pan de 1 kilo hacen falta:

-360 ml de yogur; el mejor con diferencia, porque he preparado pan con muchos, es el de Cantero de Letur de vaca. Es ecológico y lo venden en el Hipercor. En todo caso probad con yogur natural. Evitad yogures muy comerciales porque suelen ser semidesnatados y tienen un sabor muy neutro para que le gusten a todo el mundo.
-Harina, yo suelo usar Harimsa ecológica, hacen falta 600 gramos.
-2 cucharaditas de sal
-1 cucharadita de azúcar o de miel
-un poco de cilantro molido (entre media y una cucharadita más o menos - es opcional)
-una cucharadita y media de levadura seca o unos 7 gramos de fresca (levital) deleída en una cucharada de agua.
-1-2 cucharadas soperas de aceite de oliva (actualización 16/11/2010)

En mi panificadora hay que echar primero los líquidos en la cubeta con las especias y la sal y luego la harina, tendréis que mirar las instrucciones del fabricante de las vuestras.

Es muy importante utilizar una buena harina; yo suelo utilizar además varias de Natura Sí (un súper ecológico por la zona del Bernabeu – hay otro en Argüelles) que salen muy bien. También hago mezclas de harina de sémola y blanca, pero la harina de sémola es muy difícil de encontrar (marca De Cecco), la traían hace poco en el Club del Gourmet de El Corte Inglés, pero hace un tiempo que ya no venden. Creo que la mayoría de los paquetes los compré yo...:)



martes, diciembre 01, 2009

Galletas con...ventana de color...o como ver la vida de otro color


Estas galletas las vi en la (recién desaparecida) revista Gourmet el año pasado...y...me enamoré de ellas. Mis fotos no las favorecen en absoluto, pero están tan ricas como bonitas.

La receta para la masa es exactamente la que proponen en la revista, pero supongo que se podría hacer cualquier otra del mismo tipo. El procedimiento es muy sencillo. Aquí lo explico paso a paso.

Ingredientes:

2 1/2 tazas de harina
3/4 cucharadita de sal
185 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
3/4 taza de azúcar
1 huevo grande
1 cucharadita de extracto de vainilla
Unos 200 gramos de caramelos duros de colores. Cuanto más intenso el color de los caramelos, más bonito será el resultado. Yo compré en
Belrós y utilicé otros que tenía de Grecia de la marca ION.
(Cada taza: 250ml)

Harán falta dos cortapastas, uno grande y otro más pequeño para hacer un agujero dentro de la galleta ya cortada con el grande. Yo no logré encontrar el de la lágrima, así que lo hice con unos corazones de tupperware. No tienen porque tener la misma forma; se pueden cortar por ejemplo cuadrados y con un corazón en el centro.

Batir la mantequilla con el azúcar en un bol unos cinco minutos (depende de la batidora) hasta que la mezcla esté cremosa. Añadir el huevo y el extracto de vainilla y volver a batir. Añadir la harina y la sal y batir sólo hasta que se incorporen en la mezcla.

Separar la masa en tres partes, aplanarlas, envolverlas en film y guardarlas en el frigorífico durante 2 horas al menos.

Mientras, separar los caramelos por colores (un trabajo que encantará a los niños) y colocar cada color en una bolsa de plástico resistente. Aplastar con un rodillo (yo salí a la terraza para no romper la encimera en mi afán). Se puede envolver la bolsa en un trapo de cocina para más seguridad.

Precalentar el horno a 180°C.
Extender la masa (uno de los tres trozos, guardar mientras tanto el resto en la nevera) hasta que tenga un espesor de 3mm y cortar galletas con el cortapastas grande. Colocar en una bandeja de horno cubierta con silpat o papel vegetal. Cortar el centro de cada galleta con el cortapastas pequeño y colocar en el hueco un montoncito de los caramelos machacados.
Hornear durante 10-12 minutos, sin dejar que las galletas cojan color. Dejar que se enfríen bien.

martes, noviembre 17, 2009

Flan de Ferrero Rocher (praliné y avellanas)


Es muy fácil, muy rápido y muy goloso...La receta la vi en este fantástico blog y la he adaptado un poco para aligerarla. Por lo visto se trata de una receta que circula bastante en la red. La próxima vez habrá que probarla con cuajada en vez de flan y quizás con nutella en vez de Ferrero Rocher...Ay, una vida entera no bastaría para todo lo que a uno le apetecería probar y experimentar...

Hacen falta tan sólo tres ingredientes: 500 ml de leche entera, 13 bombones Ferrero Rocher (comprando la caja de 16, quedan 3 de regalo...) y un sobre de preparado de flan para 4-5 raciones. Yo he preferido comprar este en El Corte Inglés porque me recuerda sabores de infancia, pero puede ser cualquiera.

Para prepararlo, triturar los bombones en la picadora y preparar el flan según las instrucciones del fabricante añadiendo los bombones triturados desde el principio en la leche. Repartir en 5-6 moldes pequeños de silicona, o uno grande, y dejarlos enfriar por completo antes de guardarlos tapados en el frigorífico. Desmoldar y servir. Yo he añadido también un poco del caramelo líquido que estaba en la caja del flan.

Etiquetas: ,

miércoles, octubre 21, 2009

La vuelta - Filetes de cerdo al horno con verduras y queso feta


Hace casi un año (pronto se dice) que no escribo, no porque no cocino o no pienso en ello...pero por falta de tiempo...Sí que he preparado muchas cosas, pero ni he sacado fotos, ni las he publicado. A veces me arrepiento, pero la verdad es que tengo justo el tiempo para preparar algo nuevo; si además lo tengo que publicar, pues prepararía la mitad, así que he preferido disfrutar de todo en silencio. Quizás repita alguna de las cosas que más me gustaron en estos meses atrás, como la tarta de mousse de lemon curd, o el bollo perfumado con naranja y hierbabuena...
De momento, os dejo esta receta, clásica para mí, qeu siempre viene bien para reuniones con bastante gente. Suele tener mucho éxito. Hay que procurar que la carne quede blandita.

Se dejan macerar los filetes de cerdo toda la noche en vino tinto y aceite de oliva. La cantidad de líquido les tiene que emparar, pero no tiene que ser exagerada. Al día siguiente se unta con aceite una bandeja de horno y se cubre con rodajas de zanahoria, tiene que cubrirse la superficie, luego encogerán. Se salan. Se coloca encima la carne, se sala también y se mete la bandeja tapada con papel aluminio al horno, a unos 200 grados. El tiempo de cocción varía según el horno y la bandeja, pero suele durar unos 45 minutos. Se saca la bandeja del horno y se coloca encima de cada filete una loncha fina de queso feta, encima de ella una rodaja de tomate (yo tenía cherry congelados, pero me gusta más con la rodaja de tomate) y se espolvorea con un poquito de pimientito chile (no en polvo, en trocitos). Se vuelve a meter en el horno la bandeja durante unos 10-15 minutos, sin taparla esta vez. Se sirve con las zanahorias de acompañamiento.




Etiquetas:

domingo, noviembre 30, 2008

WTSIM November 2008: Pork and quinces roast


Johanna of The Passionate Cook hosts this month´s WTSIM (Waiter, there´s something in my...Sunday Roast) and I would like to participate with this recipe, which is not at all original. In fact, a pork / quince Sunday roast is much more traditional than a pork / potato or a chicken / potato roast, since before the arrival of potatoes in Europe people did live without them (although it sounds weird nowadays). Neither potatoes nor tomato salad as side dish then, just meat and quince and a hint of spices and pomegranate molasses and some cous cous to accompany the whole. If you decide to try this traditional Greek recipe, choose a juicy pork piece, such as pork shoulder, as the oven tends to dry up the meat. The pomegranate molasses is my personal “seal” in the recipe but you can certainly prepare the roast without them; alternatively you can also add some orange juice or some tablespoons of Oporto or any other sweet wine, which are both perfectly suitable for this dish. Use a gastra (roaster in English, pavera in spanish) like mine or like these ones.

Serves 4

1 kilo of juicy pork meat in one piece (pork shoulder preferably or whichever you usually use)
3 -4 quinces
2-3 Tbsp pomegranate molasses (optional)
Salt
Pepper
Olive oil
Cous cous to serve with (optional)

Wash and rub well the quinces before cutting them in 8 pieces each. Keep the skin on, if you prefer so, as this will help the meat juices to form a thick sauce.
Use your (obviously very clean) hands to rub the meat with salt, pepper, olive oil and pomegranate molasses. Preheat the oven to 250°C and introduce your roaster inside. Cook for 15 minutes and reduce temperature to 190°C. Cook for another hour and half or so until golden brown. The quinces should have a deep brown red, sort of winy colour. If you use molasses, the colour of the meat will be much darker.
Serve with some cous cous, rice or green salad. Alternatively you can smash the quinces and serve them as puree – sauce with the meat but I prefer biting their soft juicy flesh.

viernes, noviembre 14, 2008

Lentejas con arroz y cebollas caramelizadas con naranja y jengibre


Para hacer las legumbres más apetecibles, siempre cambio de receta. Rara vez preparo las lentejas con chorizo como mandan los cánones; normalmente utilizo sólo verduras.
Este plato está inspirado en una receta tradicional cretense que leí en el libro Cocina Tradicional Cretense (Κρητική Παραδοσιακή Κουζίνα) aunque algo más elaborado y con un toque exótico gracias al jengibre.


Para 2 raciones grandes (como plato único) ó 4 más pequeñas:

-175 gramos de lentejas
-3 - 4 cucharadas de arroz integral. He utilizado basmati, pero supongo que valdría cualquiera
-1/3 de la pela de una naranja
-1 hoja de laurel
-2 zanahorias medianas
-Aceite de oliva
-Sal


Para las cebollas caramelizadas:

-2 cebollas medianas
-El zumo de una naranja
-Sal
-Aceite de oliva
-1 cucharada de azúcar moreno o sin blanquear, o incluso miel (algo menos de cantidad si se pone miel)
-Una pizca de jengibre en polvo


Lavar las lentejas y ponerlas en la olla con agua caliente junto con el arroz, el laurel, la pela de naranja y las zanahorias cortadas en trozos grandes. No hay que poner mucho agua sólo la suficiente para que se cubran los ingredientes. Hay que ir controlando durante la hora (aproximadamente) que dura la cocción por si hace falta añadir más agua. Cuando están cocidas añadir sal e ir probando para verificar el punto. Apagar el fuego. Sacar los trozos de zanahoria y aplastarlos con un tenedor o batirlos hasta que se conviertan en crema. Volver a ponerlos en la olla junto a las lentejas y añadir un buen chorro de aceite de oliva.

Cortar las cebollas en rodajas (quedarán como anillos) salarlas y rehogarlas en un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando estén transparentes añadir el resto de ingredientes y bajar el fuego hasta que se consuma el líquido y quede un poco de salsa parecida a un caramelo líquido claro. Apagar y servirlas con las lentejas.